in

Melina Frías: “Lo mejor es hacer lo que a ti más te guste, nadie puede decirte que no eres capaz”

La productora española es una de las invitadas al Festival de Cine de Mujeres, Femcine, y realizó un taller donde conversó sobre su experiencia en superproducciones internacionales y las diferentes maneras de acercarse al trabajo audiovisual.

Por Muriel Solano

El viernes 01 de abril en el marco de las actividades realizadas por el Festival de Cine de Mujeres, Femcine, el Centro Cultural Gabriela Mistral abrió sus puertas para el desarrollo del Taller “Logística en terreno: Del cine de garage a la superproducción”, dirigido por la productora española Melina Frías, que ha participado en películas como «Star Wars: El Despertar de la Fuerza»; «Piratas del Caribe» y «Spectre», de la saga de James Bond, entre otras.

La instancia contó con la participación tanto de comunicadores audiovisuales que se han desarrollado en diferentes áreas, como de estudiantes de cine y periodismo de diferentes universidades, que pudieron resolver dudas y derribar ciertos mitos construidos en torno al trabajo de producción.

El propósito del taller era presentar las lógicas y tareas del área de producción para todo tipo de películas, abarcando desde el trabajo previo, que incluye por ejemplo la búsqueda de locaciones o la elaboración y programación de presupuestos, a la distribución de roles y funciones dentro de un rodaje, tocando también los detalles y las problemáticas que pueden surgir.

“Uno de mis objetivos es poder hablar de la producción, porque es un trabajo muy bonito y es bastante desconocido. Poder contar por qué nos dedicamos a producir, y lo lindo que es cuidar de un equipo de rodaje”, explica Melina Frías, recalcando la importancia de hablar y enseñar sobre producción, porque considera que muchas veces se deja de lado enseñar sobre este rol, negando la posibilidad de que muchas personas puedan ser capaces de considerarlo como posibilidad laboral.

En el transcurso del taller, Melina va pidiendo constantemente la intervención de los participantes, mostrándose atenta a responder cada pregunta, contando sus propias vivencias e historias sobre qué significa ser mujer dentro de una superproducción, derribando mitos y rompiendo patrones sobre el trabajo en el área de producción.

“No me gusta pensar que la dirección es para el hombre y el makeup es para las mujeres, o que la producción es para quien no ha sabido desarrollar otra destreza en el cine, como cámara o sonido: existe ese prejuicio de pobrecitos nosotros que no sabemos hacer otra cosa y nos dedicamos a la producción. Desde mi punto de vista no es así, hay que tener mucho arte y cariño para desarrollar el trabajo de productor”, expresa.

Ignacio Pino, estudiante de Periodismo de la Universidad Diego Portales destaca que “el taller muestra una estructura que refuerza los conocimientos que ya tenemos, viendo cómo realmente se trabaja, gracias a su referencia de los proyectos en los que ha participado”. A su vez, Belen González, estudiante de Cine y Televisión de la Universidad de Chile, destaca que “el taller es muy útil porque tenemos la posibilidad de aprender más sobre cada cargo en una producción y que además nos cuente sobre sus experiencias con actores y directores, lo hace práctico y a la vez teórico”.

“Ninguno de ustedes va a hacer cine”

Una de las anécdotas de Melina Frías es de su primer día en la universidad, donde en un discurso una de las autoridades de la facultad les dijo a ella y sus compañeros que ninguno de iba a hacer cine. “Hoy entiendo que se refería a que existen varios otros caminos y que él planteaba al cine como lo mejor de lo mejor. Y si bien tengo compañeros que se dedican actualmente al diseño o a la música, hay que entender que muchísima gente joven tiene una necesidad artística, y que no pintan cuadros, ni bailan o tocan el violín, y en el audiovisual encuentran un camino a esa expresión”

Reitera también que para ella no existe un camino mejor que el otro, “por ejemplo, dicen que las personas que hacen televisión no consiguieron trabajar en cine y no, televisión es televisión y cine es cine, son distintos, no hay uno mejor que otro, lo mejor es hacer lo que a ti más te guste, nadie puede decirte lo contrario y mucho menos que no eres capaz”.

Explica que su percepción cambió cuando tuvo la posibilidad de viajar, ver que podía dedicarse a lo que realmente quería hacer y entender cómo funcionaba todo. “Cuando lo conseguí y vi que era posible, volví a la universidad a contarlo: es posible que lo que quieres hacer no está tan lejos como pensamos y si yo lo he hecho, puede hacerlo no cualquiera, pero sí quien se lo proponga”, explica.

¿Qué te pareció?

Escrito por femcine

Género y el cuerpo femenino: taller de Adrián Biasori en FEMCINE6

FEMCINE6 anuncia las películas ganadoras