Jenni Kivistö: “Hay que vivir con actitud de explorador y escuchar las historias que el mundo te cuenta”

Por Laura Gatica.

Finlandia es el país invitado a la novena edición de FEMCINE y en su representación nos visitó Jenni Kivisto, quien va a exhibir su ópera prima “Land Within”, una película que relata sus reflexiones de vivir con los Wayuu, una tribu ubicada en el desierto entre Colombia y Venezuela. ¿Qué llevó a esta cineasta que estudió ficción a aventurarse con un documental sobre una realidad tan lejana a ella? A continuación relata su experiencia durante el rodaje, la relación que tiene con Latinoamérica y las diferencias en términos de igualdad entre nuestro continente y Finlandia.

¿Qué se siente estar en Chile para formar parte de FEMCINE?

Es muy bonito. Esta es mi primera vez en Chile y tuve la oportunidad de visitar Valparaíso antes de que comenzara el festival.

Finlandia es el país invitado de esta edición, ¿cómo ve la experiencia de representar a su país en nuestro festival al igual que los otros dos trabajos que serán exhibidos?

Es un honor, además que esta película es mi opera prima y es un privilegio poder presentarla en el festival junto a otras películas de mi país como ‘Concrete Night’ de Pirjo Honkasalo que es una gran directora.

Su documental ‘Land Within’ retrata la vida de los Wayuu, ¿cómo se enteró de la tribu y por qué toma la decisión de vivir con ellos?

Fue una casualidad, yo estaba haciendo trabajo voluntario en un parque nacional y ahí los conocí por primera vez y sentí algo muy familiar. Me quedé pensando y reflexionando sobre ellos después del viaje y esa sensación nunca se fue, ahí supe que tenía que volver.

¿Cómo logra encontrar su identidad en el desierto entre Colombia y Venezuela?

Más que una identidad, más bien me hizo ver el mundo de otra forma y pude reflexionar mucho sobre las fronteras y los países y de cómo la cultura del Amazonas es muy diferente a la del desierto, a la de Los Andes y la del Pacifico. Sentí que sería interesante hacer una película sobre esa mirada.

¿Cómo logró que los Wayuu permitieran que se quedaras y grabara el documental?

Llegamos por conocidos que nos llevaron a sus casas, pero para grabar el documental tuvimos que hablar con un grupo de hombres que estaban reunidos en la oscuridad, que nos miraban a través de sus gafas oscuras y usaban sombreros, todos muy serios y nosotros en el medio. Intentamos explicarles lo que íbamos a hacer, pero ellos no entendían mucho, así es que se me ocurrió decirles que similar a como sus mujeres confeccionan mochilas y tejen sus sueños en ellas, yo iba a hacer algo parecido, pero a través de una película donde iba a relatar lo bonito de mi experiencia con ellos. De inmediato se produjo un largo silencio y uno de los hombres nos dijo que estaba todo bien y que éramos bienvenidos, luego todos comenzaron a reír y aplaudir.

¿Qué pudo descubrir de las mujeres de la tribu?

Las Wayuu son muy fuertes y esa es otra cosa que nos une con Finlandia. Las mujeres tienen un rol muy importante en la tribu y tienen misiones que sólo ellas pueden realizar y eso los hombres lo respetan mucho, como por ejemplo interpretar sueños o limpiar los huesos de los muertos. Además la tribu es un matriarcado, pese a que hay algunas cosas en las que pueden parecer machistas, pero prefiero no interpretar las cosas de otra cultura con mi visión occidental, porque ellos tienen una mirada y una cosmovisión distinta a la nuestra.

¿Qué proyectos tiene para este año o más adelante?

Estos dos últimos años he estado trabajando en una película en Colombia sobre postconflicto y pudimos estar con la FARC, conversar mucho con los campesinos y recorrer el territorio. Fue una experiencia súper intensa y es un trabajo muy diferente, más político. Fue muy interesante y de alguna forma recomiendo sobre todo a los colombianos vivir esa experiencia, porque abre los ojos. Sé que es complejo hablar de esos temas, pero es bueno ver las cosas desde un punto de vista distinto al que entregan los medios y así poder formarnos una visión propia de la realidad.

¿Cómo encontró la historia de su próximo documental?

Fue una casualidad, a mí por lo menos me pasa que no busco las ideas, si no que me llegan, es como si el universo me mostrara un camino y a veces te lo señala tanto que debes hacerle caso. Yo creo que hay que ir por la vida con actitud de explorador y escuchar las historias que el mundo te cuenta. Muchas veces las cosas se van moldeando solas y ese es el encanto de hacer un documental, es una aventura constante que siempre va cambiando.

Hasta ahora todos sus trabajos han sido sobre Latinoamérica, ¿qué es lo que le llama la atención de éste territorio?

Siempre he sentido que mi alma es más tropical y me siento muy tranquila acá, se me da muy fácil estar en Sudamérica, además me gusta su gente, el baile y toda la cultura latina. Obviamente aprecio mi cultura, pero mis trabajos me ayudan a entender quien realmente soy y donde están mis raíces, por eso a Colombia y a América Latina lo siento súper familiar.

¿Cuáles son sus mayores anhelos para el futuro tanto como realizadora y como mujer?

La igualdad. A pesar de que Finlandia es un país igualitario, se ha discutido sobre el rol de un canal que compra documentales en mi país. El caso del canal es que a pesar de que 70% de las documentalistas son mujeres, en las estadísticas de las documentales que el canal ha comprado solo 30% son realizadas por mujeres.

¿Cuál es la diferencia entre Finlandia y Sudamérica en términos de igualdad?

Creo que hay mucha gente que se une al pensamiento de que en América Latina son machistas y hay ciertas diferencias que en Finlandia muchas veces ni siquiera pienso, como el tema de ser mujer u hombre, de alguna forma no es relevante y así debería ser, si conozco a alguien da lo mismo su género, porque considero que es más importante por quien es.

La próxima función del documental ‘MAA SISÄLLÄNI’ (LAND WITHIN) dirgida por Jenni Kivistö se realizará este sábado 23 de Marzo a las 17:30 horas en Cineteca Nacional, Microcine.

El documental presenta la historia de una directora finlandesa que encuentra su propia identidad en el desierto entre Colombia y Venezuela. Allí conoce a los indígenas Wayuu, quienes creen en los sueños y en su habilidad para definir lo que es real. La directora siente una conexión especial con los Wayuu, hasta que le empiezan a suceder cosas extrañas. El desierto da lugar a la reflexión de la identidad y a los lugares no delimitados de nuestro pensar.

Otras Noticias

19 al 24 de marzo 2019