Femcine • Festival Cine de Mujeres

Jimena Prieto: “Tenemos un lugar estereotipado”

Jimena Prieto fotografía por Camila Lassalle

5

April

2017

Jimena Prieto: “Tenemos un lugar estereotipado”

texto por Laura Martínez.

FEMCINE7 recibió como invitada y tallerista a Jimena Prieto, destacada productora creativa de documentales sociales y cortometrajes de ficción y socia fundadora de Mujer. En 2009, creó la Muestra Itinerante de Cine En Femenino. Se ha desempeñado en proyectos de formación de público a través de conferencias, mesas de disertación y talleres de videocreaciones para la sensibilización con mujeres jóvenes y con sobrevivientes de ataques con agentes químicos. Actualmente, se desempeña desarrollando proyectos de distribución Non Theatrical para películas independientes.

– Este año ha sido una de las invitadas internacionales de FEMCINE. ¿Qué opina de la labor de este evento en la reivindicación del papel de la mujer en el cine ?
– Creo que lo más importante es que le da espacios a otras miradas, y las miradas de las mujeres están priorizadas. Ves la diversidad de puntos de vista de las mujeres, no sólo chilenas, sino también latinoamericanas. Es internacional, porque ha habido películas de todos los continentes. Creo que eso es lo más interesante. Es un espacio de sensibilización de otras voces.

– Es socia fundadora de Mujer Es Audiovisual. ¿En qué consiste este proyecto ?
– Mujer Es Audiovisual es una fundación creada en el 2008 por un colectivo de mujeres con diferentes roles en el audiovisual: directoras, productoras, guionistas, documentalistas… que nos preguntamos sobre nuestro lugar en el cine colombiano. Desde ahí empezamos a hacer itinerancias de nuestras propias películas y surgió Cine en Femenino. Tenemos varias líneas de acción. Una es la de formación de públicos, como Cine en Femenino, pero también estamos enfocándonos en la distribución no teátrica, independiente, de estas películas colombianas con las que hemos ido haciendo una videoteca durante todos estos nueve años. Cine en Femenino nos permite hacer colecciones de películas muy enfocadas y vender licencias o abrir espacios de inserción. Además de eso, también estamos trabajando con la parte de talleres de sensibilización. Trabajamos con sociedad civil, con organizaciones de mujeres… A través del audiovisual generamos diálogos que permiten visibilizar los derechos de las mujeres y las empodera.

– ¿Cuántos trabajos pueden llegar a presentarse en cada edición de Cine en Femenino ?
– Es muy relativo. Tiene mucho que ver con la producción local, nacional. Nosotras le damos prioridad en difusión a las películas nacionales. Una vez que vemos que hay nuevos estrenos de directoras colombianas, a partir de ahí ya montamos la programación. Los últimos años no hemos abierto una convocatoria. Es una muestra, no somos un festival que hace una premiación, en eso diferimos un poco de FEMCINE. Cada año vamos adaptándonos a cómo está la situación del cine nacional, por lo que podemos pasar de tener veinte películas colombianas a tener cinco.

– ¿Qué posición ocupa la mujer del siglo XXI en el cine actual ?
– No tenemos un lugar propio. Tenemos un lugar estereotipado. Todavía nos siguen narrando los hombres, seguimos en la dicotomía de la buena y la mala. Yo no me siento reflejada en el cine de ahora, y creo y siento que las mujeres deben tomar la iniciativa de narrar nuevas historias. La sensibilidad, la maternidad, los dramas de ser profesional y ama de casa… Eso hay que superarlo. ¿Dónde están las mujeres en la tecnología? ¿Dónde están las mujeres en otros roles? Sí, todavía hay estigmas, inclusive de mujeres narrándonos. Todavía falta.

– ¿ De qué manera puede el cine promover la igualdad de género ?
– Generando conciencia. Más que conciencia: narrando historias de mujeres más complejas, más reales, más contemporáneas. Por ejemplo, en Colombia el 80% del público que va a salas de cine son mujeres, y estamos viéndonos en relatos que nada que ver. Creo que si esas películas empiezan a narrar otras historias se va a transformar el tema, va a haber menos violencia, va a haber más sensibilidad, porque todavía hoy en día mucha gente cree que el feminismo no es necesario.

-¿Encuentra diferencias entre el cine dirigido por hombres y el cine dirigido por mujeres?
– No, el cine es dirigido por personas. Hay que ser talentoso. El cine te tiene que reconocer por bueno o por malo, así es. A ti te gusta una película o no te gusta. Y siento que sí hay unos temas y unos personajes femeninos, y sí creo que hay un cine feminista. Eso sí en absoluto. Creo que existe un cine feminista que inclusive puede ser hecho por hombres. Es una delgada línea y es mucho más complejo, porque ser creativo no requiere tener género, pero sí creo que los hombres tienen más apertura y se han metido más en ese lugar, en la creación, al menos en Colombia. En el país está disparado el número de productoras creativas, de realizadoras, pero no de directoras. Tal vez al año se estrenan máximo uno o dos largometrajes de ficción en Colombia, por lo que realmente la situación de las mujeres es compleja.

– El número de hombres que trabaja en el cine sigue siendo significativamente superior al de mujeres. ¿ Cree que este hecho cambiará pronto o aún queda un largo recorrido ?
– Yo siento que estamos en esa dirección. Pero si tú revisas eso en profundidad, por lo menos en Colombia, las que tienen los cargos gerenciales y de poder en el Ministerio de Cultura, en dirección de cinematografía, en el Fondo para el Desarrollo Cinematógrafo, son sólo mujeres. Realmente sí tenemos el poder de la industria económica, y son nuestros roles más fuertes, pero en la dirección no hay empoderamiento. Y peor aún, en la producción, al haber tanta participación de mujeres, la competencia es más voraz que con hombres. Hay mucho trabajo por hacer, al menos en Colombia.

– ¿ Está el cine chileno más presente en las carteleras ahora que hace unos años ?
– Te voy a ser sincera. A mí me parece súper preocupante que, siendo del mismo continente, yo tenga más conocimientos de cine europeo, inclusive de cine oriental, que de cine latinoamericano. Y de Chile a Colombia muy poco llega. Muy poco. Y es gracias a festivales independientes como este, o como Cine en Femenino, que se permite el intercambio de miradas. Por supuesto que el cine chileno me parece de una alta calidad. Justamente he estado en competencia de cortometrajes de escuelas, y he revisado un poco las escuelas de Colombia. Hay como una apropiación de la tecnología bastante rápida y hablan muy bien de esa cercanía. Creo que tendríamos mucho en común en las películas, y es una pena que no se distribuyan en Colombia.

– ¿Tiene algún referente dentro del cine chileno ?
– ‘Rara’ me pareció una película que quisiera tener en mi país, y no creo que vaya a ser distribuida en Colombia. Me pareció una película súper femenina, que plantea un lenguaje contemporáneo, un discurso contemporáneo, que aleja todos estos tabús y prejuicios de una sociedad rígida y religiosa. De esa película sólo he visto las entrevistas de la directora y el tráiler porque no va a ser distribuida en Colombia, a pesar de que tuvo premios, estuvo en festivales… No, no. Es muy posible que no vaya. Pero vamos a ver si Cine en Femenino la lleva. Tiempo atrás vi ‘La Nana’, por ejemplo. Me encantó ese personaje. Me pareció muy pertinente, súper bien abordado. Esa es como mi referencia más cercana.

– ¿ Qué habría que hacer para que este tipo de películas llegasen a toda Latinoamérica ?
– Hay que pensar en distribución independiente, non Theatrical. Porque las grandes distribuidoras y las grandes exhibidoras sólo quieren ganar dinero. El problema es que la gente ve el cine latinoamericano como cine arte. En Colombia pasaba que los públicos colombianos entraban a Cine Colombia y decían: ‘Esta película es sumamente aburrida. Yo no quiero pagar mi boleta para ver una cosa que me aburre o que narra nuestra violencia una y otra vez’. Hay cierta prevención con el mal llamado cine arte, y al latinoamericano lo meten allí. Siento que hay un trabajo muy largo, pero que puede tener frutos: formación de públicos, distribuciones independientes… Hoy trabajamos sistemas digitales que nos permiten el intercambio rápido y eficiente. Los productores deben arriesgarse a pensar en estrategias paralelas a la distribución convencional.

Jimena Prieto fotografía por Camila Lassalle

Jimena Prieto fotografía por Camila Lassalle

28 de marzo al 2 de abril 2017